top of page
  • Sergio

Desmontando 'Auge y caída de Rowling', el deshonesto artículo de El País que mancilla a Harry Potter

Actualizado: 5 ene 2022

El periódico El País ha publicado un envenenado artículo titulado 'Auge y caída de J.K. Rowling' en el que trata de destruir con mentiras el legado de una de las mejores narradoras del mundo literario actual.

Érase una vez, podría decirse —puesto que el artículo publicado en el periódico El País, ‘Auge y caída de J.K. Rowling, tiene mucho de fábula, y también muy envenenada— una periodista que arma un relato no muy acertado, plagado de falacias, sin objetividad y, por si fuera poco, sin nada de rigor periodístico. Se limita tan solo a copiar y pegar cosas aquí y allá — ya lo afirma ella misma en su cuenta de Twitter: “escribo cosas” — cosas sin ningún fundamento ni solidez, diría yo, si eres un ávido lector de la saga del niño mago. Podría entender que, como mujer, te puedas sentir enfada u ofendida por los comentarios de la autora, que son injustificables si así los interpretas. Pero mancillar su obra literaria no es justo. Y hacerlo mediante calumnias te deshonra como lectora, en caso de que hayas leído la saga, y como periodista, dado que te debes a la verdad. Pero comencemos por el principio:


Dice la citada periodista que “no había calefacción en su casa [la de Rowling], tenía un bebé que cuidar, y no quería que pasase frío. Desde la cafetería —de la que hoy es propietaria, The Elephant House— veía un castillo, porque estaba en Edimburgo”. Falso. Es cierto que la autora de ‘Harry Potter’ escribió parte de su primera novela, Harry Potter y la piedra filosofal, en dicha librería de la capital escocesa, pero es totalmente falso que la razón fuera por no pasar frio, al igual que es rotundamente falso que Rowling sea la propietaria. Haciendo un poquito de investigación no cuesta mucho encontrar que el establecimiento es propiedad de John Keells y Whittall Bousted. Falta de documentación. Cero rigor periodístico ya desde las primeras lineras. Pero sigamos, que lo que viene a continuación no tiene desperdicio.

Comenta así, por arte de magia esta divertida periodista que “los duendes de Gringotts tienen mucho de la caricatura que los nazis hacían de los judíos—, antifeminismo —el rol de Hermione es siempre secundario—, discriminación hacia los gordos o clasismo”. Explíqueme, si no es mucho pedir y dado que sus afirmaciones son tan rotundas, en qué pasaje de ‘Harry Potter’ hay ejemplos de antisemitismo, por qué los duendes de Gringotts son caricaturas de los judíos (déjame pensar, ¿quizás porque son grandes economistas y custodian el dinero de los magos en el banco del Callejón Diagón?), dígame también dónde hay discriminación hacia los gordos y por favor, que digas que Hermione es un personaje secundario y antifeminista es francamente ridículo. Simplemente me voy a limitar a citarte un par de frases de Ron Weasley, así que se me ocurran a bote pronto: “¡Nunca está Hermione cuando hace falta!”, “¡No duraríamos ni dos días sin ella!”, “Mejor hazlo tú, eres la mejor en encantamientos”. “No lo habríamos logrado sin ti”.


Y hablando de antifeminismo, ya que mencionas que la autora ‘esconde' su nombre mediante acrónimo (J.K) aclara también que se vio obligada a modificarlo por la editorial para que le publicaran el primer libro de la saga. De esta forma no femenina, sino más bien ambigua, no provocaría el rechazo de los lectores masculinos, es decir, opresión de género.

Qué fácil hubiera sido escribir tu artículo con un poquito más de documentación previa, hubiera elevado la calidad de tu escrito mucho más. Hasta te hubiera aplaudido. Lástima que no puedas coger ahora tu varita y hacer un OBLIVIATE para hacerlo desaparecer de El País. Pero por suerte, yo puedo hacer un REVELIO y desmontar una a una tus mentiras.


¡Travesura realizada!


¡Para seguir informado de todo lo relacionado con el mágico mundo de J.K. Rowling, puedes seguirme, además de en el blog, en la cuenta de Twitter de El Traslador!

0 comentarios
bottom of page